Niños mañosos

Una de las cosas que más puede llegar a estresar a una mamà, es que  su hijo NO COMA, y con tal de que COMA, son capaces de darles lo que ellos pidan como comida chatarra o llorar, suplicar, ponerse histéricas, enojarse…etc.

 

Hay 3 opciones:

a) Enojarse, gritar, estresarse y obligarlo a comer.

b) Darle lo que al niño le gusta con tal de que coma algo y lo haga  rápido. ( Terror  a que sus niños estén flacos).

c) Ofrecer lo mismo que el niño rechazo en la próxima comida e intentar que lo pruebe ( No esperar que se lo coma todo , solo que coma de todo y pruebe.)

 

 

Claramente la letra C es la mejor opción!!!

 

Hasta 5 alimentos puedes permitir a tu hijo que " NO LE GUSTEN " ( tiene todo el derecho a que no le gusten algunos alimentos siempre y cuando los pruebe y luego de eso puede decir que no le gusta), pueden renunciar  a 5  pero no a 6 ni 7 ni 8. ( Algunos niños tienen un rechazo natural por algunos alimentos como por ejemplo la leche, ya sea por intolerancia o alergia etc).

 

“ No quieres comer hijo??”, no te gustan las lentejas?? perfecto! No hay problema , parate de la mesa y has tus cosas!..

Debe ser que no tienes hambre verdad? ESO ES! Por que cuando una persona no tiene hambre NO COME! ( como que no te importara).

 

Luego le ofreces su próxima comida ( once: alguna bebida de almendras...o yogurth natural... + algún cereal 0% azúcar o pan integral con algún agregado bajo en grasa ) y a la cena vuelves a ofrecerle las lentejas y le dices:

“ hijo, lo lamento! pero hay lentejas denuevo porque es la comida que hoy hay en la casa….”

 

DEJA DE OBSESIONARTE con que TIENE QUE COMER!!, es verdad que pasará hambre pero desnutrición en chile ya casi no existe, por un día que no coma no pasará nada y como tu hijo verá que el tema no te estresa mayormente ,te aseguro que al menos se replantearà comerlas en una próxima ocasión, casi como resignado a que todos los lunes por ejemplo harás legumbres.

 

El LEMA es. que tu hijo “ coma de todo y logre probar todo.. NO QUE SE COMA TODO” ( no le pidas eso).

Me impresiono cuando en la consulta las mamàs me cuentan la cantidad de comida que le presentan a sus hijos, ES DEMASIADO, un niño debiera comer en un plato pequeño Un plato de servilleta no en el de un adulto!!. (  insisto no es necesario que se lo COMA TODO).

 

 

Lo que puede pasar si elegimos la letra A!!!

 

¿Qué otra actividad doméstica repetimos con tanta frecuencia como el comer? ¿Acaso existe algo más que hagamos  4- 5 veces al día, los 7 días de la semana, los 365 días del año?  La respuesta es NO. 

 

Puede ser que el niño utilice la hora de comida como un modo de avisar que necesita atención y para conseguirlo simplemente se niegue a comer. Esto puede desesperar a la Madre o a quien esté a cargo de su alimentación y El lo sabe. En todo caso es un acto inconsciente que no involucra malas intenciones, pero sí quiere decirnos algo. Lamentablemente el escaso manejo del lenguaje que el niño tiene entre los 2 y 6 años le impide expresar sus sentimientos y sensaciones inmediatas. Al no poder correlacionar su malestar con una queja verbal, coherente y bien redactada hacia sus Padres, simplemente se rehusa a comer. 

Lamentablemente los Padres tampoco somos muy buenos para interpretar este lenguaje y lo primero que hacemos es desesperarnos. ¿Qué pasa si una Madre o una Abuela se desespera ? Sucede que el niño comienza a tener el sartén por el mango. Sucede que comienza la lucha de poderes. Sucede que aquella personita que accidentalmente está metida en ese cuerpo indefenso y pequeño comienza a mandar en su casa a pesar de su tamaño y su condición. 

Nunca se debe subestimar a un niño. Su capacidad de asociación mental, sumado a su natural deseo de participar y generar cambios en su entorno, son increíbles. Un niño puede revolucionar una casa en 360 grados. 

¿Qué sucede entonces? 
Una Madre desesperada suele respirar hondo al principio. Luego en su rostro se nota el enojo. Luego sube la voz. Luego empieza la lucha de poderes, la que incluso podría llevar uno que otro coscorrón dependiendo del grado de paciencia del adulto a cargo. Si se es pacienzudo este escándalo puede durar horas, días e incluso semanas. Si no lo es, opta por lo rápido y no se hace más problemas. Simplemente para que el niño coma le saca el plato de la mesa para ofrecer luego otra alternativa más "llamativa" (la que generalmente de nutritiva poco tiene y se repite siempre) y así se ahorra peleas y malos ratos y punto. Por lo menos "Dieguito" comió algo… piensa… 

¿Qué cree Dieguito?. 
El se da cuanta de lo que provoca su conducta desde que la Madre frunce el ceño. De ahí en adelante comienza a reforzarse la conducta de maña. El sabe que cada vez que se niegue a comer se va a desencadenar esta seguidilla de sucesos, que finalmente va a desembocar en "otra alternativa de comida". En el fondo el partido es ganado siempre por el menor. 

Si frente a esta situación el adulto no se dejara llevar por la ira o por la falta de paciencia y con astucia supiera llevar la situación, nada de esto ocurriría. Un adulto no puede esperar que su hijo "No salga mañoso". Me refiero a que los niños no son mañosos o "fundidos" por casualidad, se los hace mañosos. Es la familia la principal responsable del modo de ser del niño. Siempre hay diferencias individuales de personalidad, incluso entre hermanos, pero está en los Padres saber identificarlas y educar según estas diferencias, pero de un modo parejo a todos sus hijos. 

Si el hijo nota este proceder de parte de los Padres, es decir, si comprueba que detrás de la rigidez en las normas de la casa (partiendo por las normas de conducta en la mesa) hay una preocupación por orientarlo en pos de un bien mayor, el niño se rinde. 
Detrás de esta firmeza de decisión se oculta un profundo amor y un gran deseo por traspasarle hábitos de vida que al correr del tiempo se transformen no solo en coayudantes para llevar un estilo de vida saludable, sino en modelos de comportamiento que lo orienten a tomar decisiones correctas, por lo tanto a ejercer su libertad en la mira de lograr un AUTOGOBIERNO. 

 

 

CONSEJOS PARA MADRES DE NIÑOS MAÑOSOS:

 

- NO RENUNCIE A OFRECER SIEMPRE AQUELLO QUE SABE QUE AL NIÑO LE ALIMENTA AUNQUE NO LO PRUEBE.

  INTENTE VARIAR LAS PREPARACIONES

 

- NO PREMIE A SU HIJO CUANDO SE COME TODO, Y MENOS CON COMIDA EJ: si terminas todo te doy un dulce.

 

- NO CASTIGUE AL NIÑO CON COMIDA : EJ. SI TE PORTAS MAL, MAÑANA TE TIENES QUE COMER LA ENSALADA COMPLETA.

 

- NO REEMPLACE LO QUE EL NIÑO NO COME POR OTRA COSA QUE SÍ SABE QUE EL NIÑO VA A ACEPTAR. EJ: no importa que no se coma la fruta porque el yogurt sí que se lo va a comer.

 

- NO ETIQUETE PÚBLICAMENTE A SU HIJO COMO MALO PARA… O BUENO PARA…, TERMINAN POR CREÉRSELO Y RESPONDEN A ESA ETIQUETA AUNQUE NO SEA LA REALIDAD.

 

- TENGA PACIENCIA Y NO DESESPERE.

SI EL NIÑO LO NOTA ESTÁ PERDIDA, LA MANIPULARÁ A SU ANTOJO CADA VEZ QUE SE TRATE DE COMIDA

 

- Recuerde que lo adecuado es exigirle al niño que COMA DE TODO y no necesariamente que SE LO COMA TODO.

 

 

 

 Integración a la comida Familiar según etapas:

 

 

 

 

2 años

3 años

4 años

5 años

 

Incorporación a la comida familiar

Incorporar todo tipo de consistencias y no solo papillas. Ofrecer al niño el mismo tipo de comida que come el resto de la familia

 

Independencia al comer. Utiliza todo, menos el cuchillo

Comienza a practicar el uso del cuchillo (sin filo)

 

Incluirlo en horarios de comida familiar y no comer aparte, excepto sus colaciones.

 

Oferta de ensaladas SIEMPRE aunque no se las coma (2 cucharadas basta)

Incorporar conceptos de educación en la mesa (levantar codos, proyectar la boca sobre el plato, masticar con boca cerrada, no usar dedos para empujar)

 

Aceptar sugerencias del niño para comer diferente el fin de semana en familia

 

 

Cepillar dientes después de cada vez que come (5 a 6 veces al día)

 

 

Enseñar a usar elementos,cubiertos y vajilla(vaso plástico, servilleta, platos de distinto tamaño, tenedor, cuchara)

Aceptar que no le gusten algunos alimentos y respetar sus preferencias personales. En todo caso estos deben ser contados con los dedos de una mano solamente.

 

 

No debe manejar aún dinero ni mesadas

 

 

Lavarse las manos antes de cada comida.

No etiquetar al niño como MALO para “X” alimento. Prepárelo diferentemente y no renuncie a ofrecerlo. Si aún así lo rechaza se puede hablar de que no le gusta.

 

Comenzar a exigir limpieza y orden en el lugar donde se come.

Exigir limpieza y orden en el lugar donde se come. Que no parezca chiquero y no debe haber juguetes.

Darle un nuevo alimento junto con otros que ya conoce y en porciones pequeñas

 

Ya no usa MAMADERAS

 

Comience a practicar las “Colaciones saludables” (ver anexo )

Debe comenzar a ayudar a poner la mesa

No dar maní, cabritas, aceitunas, uvas, zanahorias crudas, nueces, dulces, vienesas ni gomitas por el riesgo de asfixia (comprar estos alimentos para mostrarlos)

Un niño debe comer sentado(nunca acostado), con la espalda apoyada y ojalá también sus pies. Que la mesa no le quede a la altura de la frente por favor!

Si va al Jardín temprano, levántelo un poco antes para que alcance a desayunar tranquilamente.

Acostar más temprano al niño para que consiga adecuarse al horario de clases y su apetito también se adecúe.

Procurar unos 5 minutos de tranquilidad antes de sentarlo a la mesa para que se calme y concentre

NUNCA GUARDE PRODUCTOS DE ASEO EN ENVASES DE COMIDA (a esta edad ocurre la mayoría de las intoxicaciones por esta causa)

No cepillar los dientes del niño, sino comenzar a SUPERVISAR el cepillado de dientes hasta que lo haga solo y correctamente.

Procurar que el niño coma siempre acompañado y no dejarlo solo mientras come.

trate de VARIAR presentaciones, sabores, textutas, colores, etc y déjelo tocar, oler y masticar lento. Para él todo es nuevo. Aplicar el FINGER FOOD

Sirva los alimentos tibios o a temperatura ambiente. No lo acostumbre a comer CALIENTE. Que no tenga que soplar cada vez que se come un bocado.

Comenzar a enseñarle que el“ir al baño” es algo que se debe controlar durante las horas de comida. El control de esfínter se entrena. 15 o 20 minutos de espera no generan estreñimiento, en cambio, “estar fuera de casa” no es razón para hacerlo esperar.

Procure ofrecer “fast food” no más de 1 vez por semana y no los etiquete de “malos”. Lo malo no está en la chatarra, sino en cuán seguido la comemos.

 

 

 

Sandra Novoa Rivera

Nutricionista 

+569 92867472

E-mail
Password
HERRAMIENTAS INTERACTIVAS

Articulos recientes

alimentos funcionales
la fatorexia
¿en campaña para adelgazar después del 18?
Ver articulos relacionados