Receta
Lentejas en guiso con pan rallado
NOMBRE: Lentejas en guiso con pan rallado
Tiempo: 60 Min.
Dificultad : Fácil
Temporada : Todo el año
Ingredientes 1 porción es igual a: Porciones necesarias para esta receta
leche líquida descremada 1 taza 200 cc equivale a 212,1 gr. 0.5porcción
pan marraqueta 1 unidad equivale a 100 gr. 0.5porcción
laurel 1 pizca equivale a 0 gr. una pizcaporcción
corte cazuela (vacuno) 4 cajitas fósforo equivale a 80 gr. una pizcaporcción
zanahoria 1 taza rallada equivale a 50 gr. 1porcción
Pimentón o pimiento 1 taza equivale a 70 gr. una pizcaporcción
cebolla 1 taza equivale a 70 gr. 1porcción
ajo 1 cabeza de ajo equivale a 5 gr. 0.25porcción
aceite de oliva 1 cucharita de te equivale a 5 gr. 4porciones
lenteja cruda 1/2 taza equivale a 100 gr. 2porciones
Receta para: 6personas
Preparación
Aporte nutricional
Energía Calórica por Porción: 183.2
Proteínas: 9.2
Grasas_totales: 3.9 (g)
Carbohidratos: 26.9 (g)
Se ponen en remojo las lentejas unas 12 horas antes aproximadamente o la noche anterior.Se lavan y se escurren. Se pone a hervir agua en una olla aparte. Suficiente para cocer luego las lentejas (aproximadamente litro y cuarto). En una sartén se pone un poco de aceite, sal, se echan dos ajos pelados, la cebolla, pimentón y la zanahoria cortada en trozos medianos. Cuando esté doradito todo se echa una hoja de laurel y las lentejas escurridas junto con una cebolla pelada (o un trozo) y 1 hueso de vacuno cualquiera que le dará sabor al caldo, que se retirará antes de servir, también se retira el laurel y el ajo si quieres. Se remueve un poco todo durante unos minutos. Se echa todo al agua que hemos calentado aparte, que las cubra bien y se pase por encima dos o tres dedos. Si ves que necesita más agua se la puedes añadir en cualquier momento, pero que esté hirviendo, que no corte la cocción. Se deja cocer un cuarto de hora y se prueba para ver si necesita sal. Se agrega 1 taza de pan rallado remojado en 1/2 taza de leche descremada en este momento. Con un cuarto de hora más ya estará hecho. De todos modos el paladar es el que dirá cuándo se puede apagar el fuego. Destaco de esta receta que no es necesario dar sabor con chorizos ni vienesas y que para reemplazar usamos en la cocción un hueso de vacuno que luego se saca y que deja su colágeno y sabor único en las sopas. Con esta simple medida se puede ahorrar uno el uso de caldos concentrados y dar real sabor a las comidas. Puedes manejar huesitos de pollo o vacuno congelados para esos fines.

Publicado por:Carolina Wittwer

Para comentar debes estar autentificado en el sitio. Haga click aquí

1 personas han hecho esta receta.

Ver Sugerencias de esta receta...
Imprimir
E-mail
Password
HERRAMIENTAS INTERACTIVAS
Ver articulos relacionados