Colación Saludable
 

Se hizo un estudio en el sector oriente de Santiago colocando sensores de saliva bajo la lengua de escolares en horas de clases y se detectó que CADA VEZ QUE SONABA EL TIMBRE PARA SALIR A RECREO ESTOS SALIVABAN. Si había 3 recreos, en los 3 salivaban. Por eso es entendible que un niño diga que los recreos le dan “HAMBRE” y que coman todos los cachureos que puedan a esa hora dejando de almorzar todo lo bien que se podría esperar, tanto en Casinos como en sus casas. Ese mismo niño no se comporta de la misma manera el fin de semana.

Sabía usted que el 17% de los niños y el 18% de las niñas de primero básico son obesos?
Sabe Usted lo que significa colación?

Del 100 % de la energía diaria que requiere un escolar promedio (unas 1400 calorías diarias) un 20% debería ser aportado por el desayuno y otro 20% por la once (280 c/u). Un 30 a 40% por el almuerzo (500) y un 25% por la cena. Claro que si pasa demasiadas horas entre un tiempo de comida y otro no queda otra que fraccionar. El niño requiere lo mismo. No porque se levante más teprano requiere más. Lo lógico es recortar a los demás tiempos de comida algo para dar lgar a la COLACION, la que tampoco debe aportar más de 15% del total calórico, o sea, unas 200 calorías máximo.

¿Sabía usted que en los colegios de han hecho estudios que comprueban que cada vez que suena el timbre para ir a recreo los niños se ponen a salivar? Si hay 3 recreos, para ellos es sinónimo de comer en cada uno de ellos. Muchos niños comen tanto durante la mañana que al almuerzo ya no tienen apetito y almuerzan muy mal por esa causa, dejando de comer lo que realmente requieren y comiendo abundantemente aquello que solo les da calorías vacías o como le llamo “comida del kiosko”.

Llegar a casa sin apetito por la cantidad de golosinas que se comió en el colegio da pie a grandes comilonas en casa en la tarde o a tomar onces con repetición o al picoteo compulsivo que nuevamente origina un mal comer a la hora de la cena. Ya vemos que una mala colación arrastra consecuencias en los siguientes tiempos de comida.

¿Acaso usted en casa el fin de semana le anda ofreciendo durante toda la mañana distintos snacks a su hijo?. Me imagino que no. Si lo hace el niño va a dar problemas al almuerzo. Si se almuerza tarde hay que recurrir, sin embargo a la colación, pero sin duda debe ser saludable.

Muchos niños toman un desayuno muy liviano o sencillamente no lo toman porque les produce molestias digestivas, especialmente a aquellos que viajan en transporte por un tiempo prolongado. “En esos casos y cuando la hora de almuerzo es después de las 13 horas, debe haber una comida liviana y nutritiva entre el desayuno y el almuerzo. En el caso de jornada escolar en la tarde, la colación puede ser entre el almuerzo y la cena”.

Si un niño no lleva una colación desde su casa, lo más probable es que consuma algún alimento comprado en el kiosco o que alguien le convida. En este caso los padres no pueden controlar su calidad y podría ser un factor que genere un trastorno alimentario, como la obesidad infantil. Por eso, lo más recomendable es enviar colaciones nutritivas desde la casa.

El sobrepeso y la obesidad infantil constituyen el problema nutricional más importante en los niños hoy día. Esta enfermedad se inicia a temprana edad, momento en que se adquieren los hábitos y los estilos de vida. Lo invitamos a mejorar la alimentación en su hogar y en las colaciones que envía al colegio.

COLACIONES NO SALUDABLES
Dentro de ellas podemos considerar aquellos alimentos como: bebidas gaseosas; refrescos en polvo; caramelos; chocolotes; galletas con coberturas de chocolate; galletas con relleno; bolsitas de galletas; papas fritas; suflitos; ramitas y otros productos ricos en sal, grasas y azúcares simples que se venden en bolsitas como las mini galletitas.

Mandar plata es poco saludable sin duda porque la oferta de alimentos de bajo costo es también de escasa calidad y eso es precisamente lo que hay en los kioskos tradicionales de los colegios.

COLACIONES SALUDABLES
Toda colación saludable debe “considerar una cantidad moderada de alimentos a ofrecer al niño”, que dependerá de la edad. Los más pequeños deben consumir una colación de no más de 150 calorías y los escolares y adolescentes una que contenga alrededor de 200 calorías. La idea es no favorecer el aporte excesivo de calorías del día. Lee la información nutricional que traen los alimentos en la etiqueta, te ayudará seleccionar lo mejor. Dentro de los alimentos recomendables como colaciones saludables tenemos: frutas frescas; jugos de frutas; frutas desecadas o deshidratadas (pasas, manzanas, peras, ciruelas, higos, duraznos, damascos); semillas (maní, almendras, nueces); cereales como: pan de preferencia marraqueta o integral con palta, jamón quesillo o miel. Dentro de los productos lácteos, el yogurt y las leches con un bajo contenido de grasas o semidescremado e incluso la leche cultivada son apropiados.

Otros consejos:

  • Evitar el consumo de alimentos y caramelos mientras el niño mira la televisión o está inactivo.
  • Si el niño presenta sobrepeso invitarlo a hacer actividades extraprogramáticas donde mueva el cuerpo y desincentivar el uso del computador, las artes plásticas y la música como extraprogramáticas.
  • Mantener un esquema ordenado de alimentación con cuatro comidas diarias y 1 colación solamente procurando que no pasen más de 4 a 5 horas sin comer.
  • Evitar la asociación entre premios o regaloneos con alimentos o golosinas.
  • No cambiar el almuerzo por un yogur o postre lácteo porque "al niño no le gusta la comida".
  • Evitar el consumo frecuente de bebidas azucaradas o gaseosas junto a las comidas y, en su lugar, favorecer la ingesta de agua.
RECUERDE QUE USTED DECIDE LO QUE COME SU FAMILIA EN EL MOMENTO QUE COMPRA LOS ALIMENTOS….. SI QUIERE UNA FAMILIA SANA, COMPRE SANO.

Carolina Wittwer
Nutricionista


 

 

 
Untitled Document
 
   
     
 
    

 
E-Mail
Password
 
Inscribete AQUI
Recuperar Contraseña
 
     
 

 
   
 
    Copyright 2011 I PORTALNUTRICIONAL.COM CONDICIONES DE USO