Plantas medicinales para mejorar tu salud

Nuestras civilizaciones antiguas, como Egiptos, Aztecas, Incas, entre muchas más, no utilizaban la medicina contemporánea y basada en medicamentos sintéticos, sino que utilizaban las plantas debido a todas sus propiedades. De hecho la homeopatía como la medicina biológica utiliza como principal compuestos las propiedades curativas de las hierbas.

La OMS ha estimado que el 80% de la población en el mundo aún utiliza como remedio tradicional a las plantas, de hecho los Mapuches que aún habitan en Chile  cuidan su salud con hierbas medicinales y actualmente en farmacias encontramos muchos productos sintéticos derivados de las plantas.

Cada planta y hierba tiene sus propiedades, pero me gustaría recalcar a 7 de ellas que son fáciles de encontrar y que podemos agregar en todas nuestras recetas  del verano e incluso cultivarlas en nuestras propias casas.

 

1. Jengibre: tiene propiedades antibacteriales, antivirales, antioxidantes y su mejor efecto es contra las náuseas al tener propiedades antiespasmódicas, por lo que se puede recomienda usarla cuando estamos enfermos del estómago, resfrío o cuando las embarazadas presentan náuseas. Además es desinflamatorio por lo que se recomienda usarla en los dolores menstruales, de cabeza y de articulaciones como muscular. Puedes usarlo de varias maneras: sumergirlo en té o en aguas calientes (debes cortar un par de rodajas delgadas de la raíz del jengibre) o picarlo para agregar a guisos culinarios o incluso masticarlo.

 

2. Ajo: El ajo contiene propiedades antibacteriales, antivirales y fungicidas debido al compuesto alicina que le da el olor característico. Este compuesto estimula las funciones inmunológicas, mejora la salud cardiovascular al restrasar la formación de ateromas y reduce la presión sanguínea, previene el cáncer y reduce la inflamación. Modo de uso: para obtener sus beneficios debes machar el ajo o cortar un diente fresco para estimular la liberación de alicina. Puedes usar el ajo en todas tus preparaciones culinarias.

 

3. Menta: la menta nos aporta beneficios respiratorios: disminuye la tos, el asma, las alergias y nos protege del resfrío. Además reduce los síntomas del colon irritable y los espasmos de colon al relajar los músculos intestinales. Incluso inhalar el olor a menta nos ayuda a relajarnos y prevenir el estrés.

Puedes tomarlo con té o infusiones, hacer aceites de menta para cuando tengas dolor de estómago o dolor de cabeza y frotar la menta en el pecho cuando tengas resfrío o tos (como el mentolatum). También puedes agregarla en ensaladas, jugos de fruta o verduras, o en los guisos calientes.

 

4. Lavanda: tiene compuestos que permiten aliviar el insomnio, estrés, la angustia, la depresión. Además ayuda a aliviar el dolor reumático, muscular y articular al ser utilizado como aceite en masajes en el área afectada. Favorece a la cicatrización de heridas y reduce arrugas como el acné también al ser usado como aceite. Mejora la digestión al favorecer la motilidad intestinal y reduce los cólicos como náuseas y vómitos. Junto con esto favorece a problemas respiratorios al usarlo como aceite, ya que reduce la tos, el asma, la irritación de garganta, la gripe y resfrío. En resumen favorece a todo nuestro cuerpo.

 

5. Tomillo: Es una hierba aromática maravillosa  para añadirla en tus comidas, ya que es ricas en antioxidantes como los flavonoides. Además es rica en vitamina C, vitamina A, hierro, magnesio, cobre y fibra. Todas estas características nos favorecen a prevenir la hipertensión, a cicatrizar, para aliviar problemas de gotas, artritirs, retención de líquido, los bochornos de la menopausia, dolores menstruales y disminuir los síntomas del resfrío. Para obtener todas estas propiedades debes usarla como aceite de Tomillo o agregarlo en tus preparaciones culinarias o tomarlo en infusiones.

 

6. Manzanilla: Es una de las hierbas más populares y favorece a calmar y tranquilizar luego de enfrentarnos a episodios de estrés y angustia. También nos ayuda a reducir el insomnio y los problemas estomacales.  Junto con esto, tiene problemas antiinflamatorios por lo que es utilizada en los problemas de la piel: eczema, urticaria, irritación,  sarpullido y en reacciones alérgicas. Su modo de uso puede ser en aceite de manzanilla o en infusiones.

 

7. Diente de León:  es utilizado para desintoxicar y mejorar las función hepáticas, por lo que es ideal utilizarlo en personas que tengan hígado graso, cirrosis, o que tomen muchos fármacos que pueden dañar su función. También ayuda a reducir la retención de líquido al favorecer la formación de orina. Sus hojas verdes puedes usarlas en infusiones, al sumergirlas en aguas calientes durante 20 segundos. 

 

Atrévete a usar estas hierbas y plantas como tu medicina, comienza a cultivarlas en tu casa, o puedes comprarlas en tiendas naturales o incluso en supermercados. Agrégalas en jugos, ensaladas, comidas calientes, o tomarles en té o infusiones, incluso puedes preprar los aceites de hierbas para poder obtener mejor sus propìedades curativas.

E-mail
Password
HERRAMIENTAS INTERACTIVAS

Articulos recientes

maldita celulitis!
la verdadera causa de las enfermedades cardiacas
fiestas de fin de aÑo...
Ver articulos relacionados