Plantas medicinales para mejorar tu salud

Nuestras civilizaciones antiguas, como Egiptos, Aztecas, Incas, entre muchas más, no utilizaban la medicina contemporánea y basada en medicamentos sintéticos, sino que utilizaban las plantas debido a todas sus propiedades. De hecho la homeopatía como la medicina biológica utiliza como principal compuestos las propiedades curativas de las hierbas.

La OMS ha estimado que el 80% de la población en el mundo aún utiliza como remedio tradicional a las plantas, de hecho los Mapuches que aún habitan en Chile  cuidan su salud con hierbas medicinales y actualmente en farmacias encontramos muchos productos sintéticos derivados de las plantas.

Cada planta y hierba tiene sus propiedades, pero me gustaría recalcar a 7 de ellas que son fáciles de encontrar y que podemos agregar en todas nuestras recetas  del verano e incluso cultivarlas en nuestras propias casas.

 

1. Jengibre: tiene propiedades antibacteriales, antivirales, antioxidantes y su mejor efecto es contra las náuseas al tener propiedades antiespasmódicas, por lo que se puede recomienda usarla cuando estamos enfermos del estómago, resfrío o cuando las embarazadas presentan náuseas. Además es desinflamatorio por lo que se recomienda usarla en los dolores menstruales, de cabeza y de articulaciones como muscular. Puedes usarlo de varias maneras: sumergirlo en té o en aguas calientes (debes cortar un par de rodajas delgadas de la raíz del jengibre) o picarlo para agregar a guisos culinarios o incluso masticarlo.

 

2. Ajo: El ajo contiene propiedades antibacteriales, antivirales y fungicidas debido al compuesto alicina que le da el olor característico. Este compuesto estimula las funciones inmunológicas, mejora la salud cardiovascular al restrasar la formación de ateromas y reduce la presión sanguínea, previene el cáncer y reduce la inflamación. Modo de uso: para obtener sus beneficios debes machar el ajo o cortar un diente fresco para estimular la liberación de alicina. Puedes usar el ajo en todas tus preparaciones culinarias.

 

3. Menta: la menta nos aporta beneficios respiratorios: disminuye la tos, el asma, las alergias y nos protege del resfrío. Además reduce los síntomas del colon irritable y los espasmos de colon al relajar los músculos intestinales. Incluso inhalar el olor a menta nos ayuda a relajarnos y prevenir el estrés.

Puedes tomarlo con té o infusiones, hacer aceites de menta para cuando tengas dolor de estómago o dolor de cabeza y frotar la menta en el pecho cuando tengas resfrío o tos (como el mentolatum). También puedes agregarla en ensaladas, jugos de fruta o verduras, o en los guisos calientes.

 

4. Lavanda: tiene compuestos que permiten aliviar el insomnio, estrés, la angustia, la depresión. Además ayuda a aliviar el dolor reumático, muscular y articular al ser utilizado como aceite en masajes en el área afectada. Favorece a la cicatrización de heridas y reduce arrugas como el acné también al ser usado como aceite. Mejora la digestión al favorecer la motilidad intestinal y reduce los cólicos como náuseas y vómitos. Junto con esto favorece a problemas respiratorios al usarlo como aceite, ya que reduce la tos, el asma, la irritación de garganta, la gripe y resfrío. En resumen favorece a todo nuestro cuerpo.

 

5. Tomillo: Es una hierba aromática maravillosa  para añadirla en tus comidas, ya que es ricas en antioxidantes como los flavonoides. Además es rica en vitamina C, vitamina A, hierro, magnesio, cobre y fibra. Todas estas características nos favorecen a prevenir la hipertensión, a cicatrizar, para aliviar problemas de gotas, artritirs, retención de líquido, los bochornos de la menopausia, dolores menstruales y disminuir los síntomas del resfrío. Para obtener todas estas propiedades debes usarla como aceite de Tomillo o agregarlo en tus preparaciones culinarias o tomarlo en infusiones.

 

6. Manzanilla: Es una de las hierbas más populares y favorece a calmar y tranquilizar luego de enfrentarnos a episodios de estrés y angustia. También nos ayuda a reducir el insomnio y los problemas estomacales.  Junto con esto, tiene problemas antiinflamatorios por lo que es utilizada en los problemas de la piel: eczema, urticaria, irritación,  sarpullido y en reacciones alérgicas. Su modo de uso puede ser en aceite de manzanilla o en infusiones.

 

7. Diente de León:  es utilizado para desintoxicar y mejorar las función hepáticas, por lo que es ideal utilizarlo en personas que tengan hígado graso, cirrosis, o que tomen muchos fármacos que pueden dañar su función. También ayuda a reducir la retención de líquido al favorecer la formación de orina. Sus hojas verdes puedes usarlas en infusiones, al sumergirlas en aguas calientes durante 20 segundos. 

 

Atrévete a usar estas hierbas y plantas como tu medicina, comienza a cultivarlas en tu casa, o puedes comprarlas en tiendas naturales o incluso en supermercados. Agrégalas en jugos, ensaladas, comidas calientes, o tomarles en té o infusiones, incluso puedes preprar los aceites de hierbas para poder obtener mejor sus propìedades curativas.

E-mail
Password
HERRAMIENTAS INTERACTIVAS

Articulos recientes

síndrome del comedor nocturno
fármacos, infusiones, batidos, inhibidores de la absorción de grasas, etc. etc… ¿realmente...
ideas de colaciones para que tus hijos lleven al jardín o al colegio
Ver articulos relacionados