Trastornos Alimentarios 2
 

Anorexia y Bulimia

Causas más comunes

  1. Patrones de belleza actuales.
  2. Miedo a engordar o miedo al rechazo que provoca la gordura
  3. Experiencias traumáticas accidentes, muerte de un ser querido, violaciones, Madres que hacen dietas…
  4. Reacción a una autoridad familiar demasiado dominante
  5. La necesidad de llamar la atención
  6. La pérdida de autoestima, etc.
Diferencias entre ambas

Anorexia

Bulimia

Delgadez extrema o desnutrición No necesariamente son delgados
Negación a ser vistas como objeto sexual Aceptan su sexualidad
No establecen relaciones de pareja Normalmente se casan y pololean
Dejan de comer Comen compulsivamente y vomitan y/o usan laxantes
Les encanta cocinar para los demás Prefieren comprar golosinas y NO comparten
Usan ropas anchas para ocultar su delgadez Usan ropa suelta por vergüenza de su sobrepeso
Comen de a pedacitos minúsculos. Se tardan Comen casi sin masticar. No demoran nada
Hacen mucho ejercicio y largas sesiones Hacen ejercicios, pero no siempre
Andan permamententemente con frío No son friolentas
Pelo seco, lanudo. Uñas quebradizas No tienen pelo feo ni signos de desnutrición
Hacen Osteoporosis muy temprano en la vida No les da osteoporosis de jóvenes
No menstrúan. No pueden tener hijos. Menstrúan. Pueden tener familia
Mienten diciendo que están satisfechas o enfermas No comen mucho en público, pero a solas es IMPRESIONANTE


En la adolescencia hay mucho mayor tendencia a padecer transtornos de alimentación. Tanto los adolescentes como sus padres perciben los años que comprende la adolescencia como una época difícil y llena de encontrones y malos ratos.

¿Por qué estereotipamos a la adolescencia como una época tan difícil?
En la adolescencia se produce un rápido desarrollo físico así como profundos cambios emocionales que, aunque pueden ser excitantes, no obstante también pueden resultar confusos e incómodos tanto para el adolescente como para sus padres.

La mayoría de las dificultades en la adolescencia, no son ni graves ni duraderas, aunque esto es de poco consuelo para los que tienen que afrontarlas. Los padres pueden llegar a sentir que han fallado. Sin embargo, aunque pueda decirse cualquier cosa en el calor del momento, los padres siguen jugando un papel fundamental en la vida de sus hijos.

Una de sus tareas es la de suministrar una base valórica segura para que los hijos vuelvan, después de la tormenta. Para que esto ocurra, los padres tienen que estar de acuerdo entre sí sobre como están manejando las cosas y apoyarse el uno al otro. Es muy contraproducente cuando un padre se alía con su hijo contra el otro padre.

A pesar de que los adolescentes protesten, las reglas claras, son la base para su propia seguridad y pueden efectivamente reducir las discusiones. Las reglas o normas, tanto de comportamiento social, familiar, escolar, etc.., también son extensibles a la alimentación. Se pueden aplicar a:
  • Horarios para comer
  • Comer en bandeja
  • Comer frente al televisor
  • Comer en la mesa
  • Traer amigos a comer
  • Desayunos
  • Colaciones
  • Manejo de dinero para comer, etc…

Todos estos son puntos conversables, pero hay que normarlos. Las normas deben ser claras de forma que todos en casa puedan saber en qué situación se encuentran, y deben ser aplicadas con justicia y de forma consecuente. Las reglas también deben ser razonables y menos restrictivas en la medida que el adolescente madura y se hace más responsable.

Mientras algunas cosas no son negociables, debería existir un margen para la discusión en otras. Las sanciones o castigos como no poder salir o quedarse sin mesada, funcionarán mejor si son establecidas con anterioridad a la infracción, y no debiera nunca amenazarse con las mismas si se sabe de antemano que no se van a llevar a cabo.

Otra tarea para los adultos es el ser una fuente de consejo, alegría y bienestar. Los chicos sólo acudirán a sus padres si saben que éstos no los avasallarán, sermonearán o criticarán. Escucharlos es fundamental.

Por último, los padres no deben esperar que sus hijos les AGRADEZCAN NADA. Hasta que ellos no tengan hijos probablemente no se darán cuenta de lo agotadora que resulta la tarea de educar.

Vigorexia: A muchos de los hombres, por su parte, les preocupa más tener músculos que controlar su peso y tienen la equivocada creencia de que la ingesta exagerada de proteínas les dará más músculos, cuando lo que realmente fortalece la musculatura es una alimentación equilibrada, acompañada de un ejercicio físico constante. Al igual que los carbohidratos extra, o la grasa extra, las proteínas extra, también se depositan en el cuerpo como grasa, no como músculos, y además hacen trabajar exageradamente al riñón. Es necesario convencerlos de esto, ya que también pueden ser víctimas de un trastorno del comer que muy recientemente ha recibido nombre: VIGOREXIA. Esto es, la obsesión por tener un cuerpo atlético y musculoso, que pasa por hacer ejercicio en forma prioritaria y comer “diferente”, además de comenzar a usar suplementos, complementos y anabólicos.

El comedor Compulsivo Existen personas impotentes ante la comida, que una vez empiezan a comer son incapaces de detenerse. Se trata de una enfermedad progresiva, que no se puede curar pero si detener. La compulsión se entiende como un impulso o sentimiento de atracción irresistible por llevar a cabo algún acto irracional.

En este caso, las personas comedoras compulsivas no lo son por la cantidad de comida que ingieren, sino por la forma de consumir ese exceso de comida: unos lo hacen en secreto, se comen las sobras de los demás, otros se lucen de manera pública consumiendo cantidades excesivas, etc. Pero quienes padecen la enfermedad tienen una cosa en común: comen cantidades irracionales impulsados por una fuerza que no logran comprender.

Estas personas se consideran a sí mismas como marginadas sociales en apariencia, glotonas o simplemente "de débil voluntad". El comedor compulsivo necesita ayuda, puesto que este comportamiento le anula a tal punto la fuerza de voluntad, que pierde la facultad de decidir si comer o no.

El comer compulsivamente es el trastorno de la conducta alimentaria más común y la mayoría son personas con obesidad, pero también personas con peso normal lo padecen. Esta enfermedad fue reconocida oficialmente hasta 1992. Se presenta mas en mujeres que en hombres con frecuencia de 2 a 1 y se presenta mas en jóvenes. Tiene como característica ser los clásicos síndromes del yoyo.

El comer compulsivamente, se caracteriza por comer una gran cantidad de alimento y perdiendo el control de lo que comen. Otra característica es su obsesión a la comida y por comenzar dietas que rompen y rompen fácilmente y en muy poco tiempo.

Se sienten culpables por no poder controlar la ingestión de alimentos y se superobsesionan por su peso. El comer compulsivamente se diferencia de la bulimia, ya que en este padecimiento no se induce el vómito, ni se toman laxantes, ni diuréticos.

Muchos de nosotros alguna vez hemos tenido un famoso atracón de comida, eso no quiere decir que seamos comedores compulsivos, para que se pueda englobar a una persona como comedor compulsivo se tiene que encontrar varias situaciones como:
  • Episodios frecuentes de atracones de comida.
  • No poder controlar la cantidad de lo que uno come.
  • Comer rapidísimo.
  • Comer aunque uno se sienta llenísimo del estómago.
  • Comer aunque no tenga hambre.
  • Comer solo y no en grupo.
  • Sentirse con culpa y depresión después de la comilona.
La causa del comedor compulsivo aun es desconocida pero más del 50% de estos pacientes presentan historia de depresión. En los últimos años las investigaciones en el campo de los neurotransmisores han demostrado algunos cambios en los comedores compulsivos, pero estas investigaciones aun están en sus inicios. Las complicaciones del comedor compulsivo son las siguientes:
  • Problemas gastrointestinales
  • Problemas de vesícula biliar
  • Obesidad
  • Hipercolesterolemia
  • Diabetes
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Enfermedades articulares
  • Depresión
Si uno trata de ponerse a dieta, los resultados no son muy halagadores ya que vuelven a subir de peso fácilmente, mi sugerencia es que primero trabajemos con constancia la parte psicológica y cuando ya exista mas control, tratar de iniciar un plan de alimentación.

La ortorexia Es un nuevo trastorno alimentario, que en términos simples consiste es una obsesión de comer exclusivamente alimentos sanos. Por todos los estudios que disponemos, sabemos que comer de una manera sana es recomendable, ya que al hacerlo no sólo evitamos llegar a ser obesos, sino que también prevendríamos una serie de enfermedades derivadas de una mala alimentación, como son las cardiovasculares, la diabetes y ciertos cánceres, sólo para nombrar las más importantes.

Entonces, el alimentarse en forma sana es algo deseable. El problema radica en la obsesión. Los que sufren de ortorexia se concentran exclusivamente en la calidad y origen de de alimentos.

El ortoréxico no disfruta con la comida, sino que la ve como una manera de supervivencia y sigue una disciplina alimentaria de una manera extrema. El hecho de salirse una sola vez de su sistema de comida, de comer algo 'no sano' les provoca un gran sentido de culpa.

La ortorexia que significa "alimentarse en forma extremadamente Buena o correcta" fue descrita por primera vez en el año 1997 por el Dr Steven Bratman, y correspondería a un nuevo trastorno alimentario como lo son la anorexia nerviosa y la bulimia. Las personas se tornan adictas a la comida saludable donde quedan excluidas las carnes de todo tipo, los conservantes, los preservantes, o lo que ellos definan como no sano. Eligen sólo fruta y verduras orgánicas y son capaces de viajar largas distancias para conseguir ese tipo de comidas.

Muchos de ellos desarrollan un verdadero ritual en la preparación de sus comidas, como es el usar sólo utensilios de cerámicas o madera. Nada plástico, vidrio y menos el acero inoxidable.

El problema de la gente que padece esta condición se refleja a dos niveles:
  1. Alimentario: La estricta dieta, los lleva a menudo a desarrollar cierto déficit de vitaminas, minerales e incluso de proteínas de alto valor biológico (que están presentes en los alimentos animales)
  2. Social o de convivencia: Los ortoréxicos llegan a asilarse de las demás personas. Si son invitados a cenar a algún lugar o no van o se llevan su propia comida.


EQUIPO PORTAL NUTRICIONAL



 
 
 
Untitled Document
 
   
     
 
    

 
E-Mail
Password
 
Inscribete AQUI
Recuperar Contraseña
 
     
 

 
   
 
    Copyright 2011 I PORTALNUTRICIONAL.COM CONDICIONES DE USO