El síndrome de alimentación nocturna
 

El síndrome de alimentación nocturna es un transtorno alimentario, reconocido desde 1999, que afecta a entre el 1% y el 2% de la población. También se le considera un desorden del sueño, porque lo interrumpe y/o baja su calidad.

El síndrome conlleva un comportamiento involuntario y en estado de sonambulismo persistente, al contrario del que se produce en los atracones ocasiones que algunas personas hacen de vez en cuando por la madrugada. Estas personas, requieren comida (normalmente carbohidratos, sobretodo dulces) para aumentar los niveles de serotonina a nivel del cerebro y así sentir paz, felicidad y descanso. En el fondo no tienen apetito y sin embargo son capaces de comer en grandes cantidades. Algunos se dan cuenta o se dan cuenta a medias y otros, definitivamente no recuerdan nada de lo que hicieron anoche.

Una de cada cuatro personas con un obesidad de 45 kg o más sufren el sindrome. Lo veo frecuentemente en la consulta ya que no es poco común entre los que viven frustrados porque según ellos no comen “nada” para estar tan gordos. Las personas que sufren el síndrome de alimentación nocturna presentan generalmente los siguientes síntomas:

  • No les interesa desayunar.
  • De noche son capaces de comer “poco” o sin hambre.
  • Andan cansados y sin energía de día.
  • Sufren depresión o ansiedad frecuentemente.
  • No manejan bien su peso, a pesar de hacer dietas.
  • Suelen tener muchas caries dentales.

Tratamiento
Este sindrome es ignorado y sub- diagnosticado muchas veces, ya que los especialistas del sueño son los que más lo conocen, pero descubrirlo es toda una azaña para un Médico común. Es tratado con medicamentos. El antidepresivo Zoloft se ha mostrado útil en el tratamiento de este desorden. Pero también podemos ayudar con medidas prácticas y con la dieta:

Cierre la puerta de la cocina con llave para que en caso de querer pasar, se tenga que despertar y entrar en estado de conciencia. Ponga un candado de esos para niños (en tiendas de guaguas) en el refrigerador para lograr lo mismo. Deje un vaso de leche cultivada light o jugo de soja sin azúcar en su velador para beberlo y saciar la sed, pero también las ganas de algo dulce (pese a que no tiene azúcar) y acostumbrarse a ello porque reemplaza el asalto a la cocina y no provoca caries dentales.

Cuando cene, mastique bien, coma caliente, y …no rechace el arroz o papas o fideos o choclo de noche (aunque sea poco) para que no le baje brusco su glicemia durante la noche.

La avena logra saciedad de larguísimo plazo. Puede agregarla a la fruta o a la jalea o simplemente comerla como plato único de noche con leche, y ayudará a su sangre a estar estable y a no querer buscar carbohidratos A.M.

EQUIPO PORTAL NUTRICIONAL



 
 
 
 
Untitled Document
 
   
     
 
    

 
E-Mail
Password
 
Inscribete AQUI
Recuperar Contraseña
 
     
 

 
   
 
    Copyright 2011 I PORTALNUTRICIONAL.COM CONDICIONES DE USO