Halitósis
 

Halitosis, o mal aliento, es una afección de la que se da cuenta muy a menudo. Sea en forma de mal aliento ocasional que siente casi todo adulto sano al levantarse en la mañana, o en forma de problemas más serios o graves, desde trastornos metabólicos hasta tumores pulmonares.

Se dice que la halitosis afecta a casi 50 % de una población. A juzgar por la magnitud del mercado de ventas de enjuagues bucales y otros productos contra el mal aliento la halitosis es un problema personal que preocupa a mucha gente.

Puede ser, en general, provocada por :

  • La descomposición bacteriana de partículas de alimentos y algunos componentes de la saliva. De este modo, 90% de las causas de halitosis se originan en la boca.

    Como las proteínas y otros agentes químicos en estos materiales se van descomponiendo en componentes más simples como aminoácidos y péptidos, se producen muchas sustancias volátiles (ácidos grasos y componentes de sulfuro) relacionadas con su descomposición. Entre ellas podemos mencionar el ácido propiónico (olor del vómito), ácido butírico (olor de la mantequilla rancia o carne pútrida), ácido valérico, acetona, acetilaldehído, etanol, propanol y diacil. cadaverina y putrescina, diaminas fétidas). En el aire de la boca humana se han detectado unos 400 compuestos volátiles
  • Descomposición causada por hemorragias, gingivitis y placa bacteriana. La higiene periodontal inadecuada puede producir inflamación gingival, creando bolsas (por ejemplo entre la encía y los dientes), atrapando en ellas bacterias anaeróbicas. Estas bacterias comienzan luego a alimentarse de las proteínas salivales y pasa a ser un círculo visioso.
Las bacterias anaeróbicas implicadas en la halitosis se encuentran primordialmente en el tercio posterior de la lengua. El cepillado directo de esta zona y los enjuagues bucales antibacterianos pasan frecuentemente por alto esta zona porque pueden provocar náusea. La lengua es un refugio excelente para las bacterias anaeróbicas debido a su extensa y continua superficie que presenta papilas gustativas y grietas. El crecimiento bacteriano en la lengua se parece a la acumulación de polvo en una alfombra muy peluda; es por ello que el mal aliento está más relacionado con la placa del tercio dorsal de la lengua, que con la que rodea a los dientes.

El cepillado o limpieza de la lengua puede proporcionar un gran alivio para esos pacientes cuyo reflejo de náusea no se estimula muy fácilmente.La boca es considerada un ecosistema en constante oscilación térmica, química, mecánica e incluso biológica.
  • Otras causas bucales de la halitosis pueden ser la ulceración a causa de diabetes, herpes o trauma, las complicaciones postoperatorias de una amidalectomía, o cirugía reconstructora oral, cánceres bucales, abscesos dentales, candidiasis u hongos bucales, alimentos impactados entre los dientes, restauraciones inapropiadas de los dientes, fumar tabaco y dentaduras sucias.
  • Por ultimo el uso de fármacos cuyo efecto secundario sea la sequedad bucal.

ALIMENTOS
  • Desde hace siglos se ha reconocido que los alimentos ricos en compuestos de sulfuro, como ajos, cebollas o curries (que contienen ambos), son otras de las causas de olor desagradable. El consumo de carnes duras, choclo en coronta, dulces, bebidas gaseosas azucaradas durante el día, fomenta el atascamiento de partículas químicas en los espacios interdentales. Este mal olor es evidente al hacerse aseo dental con seda.
  • El tratamiento costo-efectivo y seguro del mal aliento debe incluir el cepillado regular de los dientes, hilo dental y limpieza de la capa de recubrimiento de la lengua. Estas técnicas ayudan a controlar la microflora oral que es la causa de la halitosis y de la caries dental.

CONSEJOS:
  • El folclore popular recomienda que cuando el mal aliento proviene de la ingesta de pescado, cebolla y ajo es bueno masticar una ramita de perejil después de almuerzo y santo remedio.
  • Si usted tiene dientes muy juntos evite ir a parrilladas y ande siempre cn un cepillo de viajes en la cartera.
  • Visite a su dentista una vez al año para que le hagan un aseo dental correcto y necesario.
  • No se enjuague la boca con jugos ni bebidas ni jaleas. Es un mal hábito que provoca caries y mal aliento.
  • Si come rápido la secreción de ácido clorhídrico deberá ser mayor en el estómago para deshacer los alimentos, pero además esto provoca mal aliento.
  • Si se salta más de 5 horas sin comer durante el día esto provoca halitosis.
  • Lavarse los dientes con bicarbonato cada 15 o 20 días es aconsejable solo para blanquear los dientes, pero su acción subidora del PH solo dura un ratito no más y no sirve para mejorar el aliento.
  • NO se salte el desayuno. Esto provoca graves problemas de Halitosis
  • BROMA: “Exija un certificado de salud bucal antes de ponerse a pololear”

EQUIPO PORTAL NUTRICIONAL


 
 
 
Untitled Document
 
   
     
 
    

 
E-Mail
Password
 
Inscribete AQUI
Recuperar Contraseña
 
     
 

 
   
 
    Copyright 2011 I PORTALNUTRICIONAL.COM CONDICIONES DE USO